El cine dominicano y su cliché

coomillas¿A quién no le ha sucedido, ir al cine entusiasmado a ver una película dominicana impulsado por el cliché de “apoya el cine dominicano” y cuando sale de la sala se decepciona? Pues me atrevo a decir que a la gran mayoría, el recurso de pedir apoyo hace tiempo que se agotó, es algo así como el perdón, usted pide perdón dos veces pero a la tercera, ese perdón no vale nada. Es cierto que si la gente va a los cines el cine crece, todavía no somos industria y menos pensando en objetivos particulares, no podemos olvidar los bolsillos de la producción, éstos sí son importantes que crezcan ¿Eh?, Entonces señor y señora público, olvídese del relajo de que tenga que apoyar cine, usted no tiene que apoyar nada, más que los brazos y su trasero en las butacas, vaya al cine a disfrutar, que ahí es que está el gran reto de los directores, hacer películas para el disfrute del público.

Por otro lado, estamos claros que no hemos sido muy buenos con las comedias, pero tampoco podemos dejar pasar que como dominicanos no hemos podido contar una buena historia ni de Trujillo ni de las hermanas Mirabal, ambas son historias interesantes pero al juzgar por las películas que hemos visto de éstas ya no les interesan ni al mismo Trujillo si estuviese vivo, así que al director que quiera inventar con esas historias, para que su película se vea tendrá que regalársela a los piratas para que se la distribuya. Ya para despedir vuelvo y le recuerdo que si una película dominicana no le llama la atención, no vaya al cine, este 2013 ha sido un año record para el cine dominicano, muchas películas presentadas, ojalá que las presentadas hayan llamado su atención y las que faltan también, porque de lo contrario usted gastó o gastará un buen dinero en apoyo, con el cine ni con ningunas de las artes se inventa, no apoye nada, al menos que usted sea un familiar de alguien de producción o un extra que ganó 500 pesos. Corten!

 

 

468 ad